Este certamen certifica que la digitalización de la industria ya es un hecho, un hecho consolidado más allá del 4.0 en la revolución tecnológica. Las fábricas digitales ya no son una estrategia del futuro, sino que ya forman parte de nuestro presente.

En el horizonte de 2030, la robótica dará paso a la Inteligencia Artificial -IA- como instrumento de mejora de la competitividad.

En Advance Factories se presentó el trabajo de muchos profesionales que han investigado y mejorado en las tecnologías 4.0 que se irán incorporando en las líneas de producción como el gemelo digital, ciberseguridad, IIoT, 3D printing, cloud industrial, Big Data, entre muchas otros aplicaciones que se han presentado por más de 350 firmas expositoras.

Otro factor clave es la formación de nivel , la revolución del talento que está provocando la robótica, con profesionales que se deberán adaptar a trabajar con los llamados cobots y adquirir nuevas competencias y habilidades 4.0

Texto: José Mendizabal / Fotos: Albert Loaso